Editado en 2019 (Costurera Carpintero)
Gabo Ferro: voz y guitarra
1. Insular
2. Todas las cosas que no tienen nombre
3. Cuando se vuela
4. Relumbra sobre opaco
5. Cuerporeclamo
6. La flor con un hombre en la boca
7. Con lo perdido
8. Hasta tu hambre
9. De más de nadie
10. Pleguemos el atril
11. El miedo viene

Letra y música: Gabo Ferro

1. Insular
Me ahoga tu color – me dijiste –
no me podrás contener jamás
Salvá tu color,
me dijiste antes de partir de mi cuerpo insular
Llega el trueno ¡Ahí viene el dolor!
La abeja liba de mí, soy su flor
Voy ardido en el fuego de tu aguijón clavado en mi cuerpo insular
Aúllo de noche al fuego como el coyote al trueno
Hoy se encarna tu ausencia en mi umbral
Escribo entre desechos,
compongo un alfabeto con la caligrafía de mi soledad
No soy continente, floto en la corriente a la deriva voy desierto en el mar
Me entrego como siento a la tormenta, al viento,
me dejo tragar en salir y en la sal
Me extingo, es mi derecho
Quiero salir deshecho a quedarme a latir insular

2. Todas las cosas que no tienen nombre
¿Adónde queda la canción para salir de este desierto?
¿Detrás del agua? ¿Detrás del sol?
Soy frontera adónde voy
Cuanto más perdido estoy, más se revela el destino
Agua, la noche, el sol se ha ido,
la casa se ha mudado a mí cuando me fui
Porque no miro más por mí,
sigo mirando por tus ojos
Así todas las cosas que no tienen nombre vienen a nombrarse en mí
Todas las cosas que no tienen nombre vienen a nombrarse en mí
Esquivo ajeno a lo que late:
Marca
Hondo
Resistir
Escribo notas ya para nadie, ni siquiera para mí
Que aunque entienda que pasó, que fue, sigo cuidándote de lejos,
por eso todas las cosas que no tienen nombre vienen a nombrarse en mí
Todas las cosas que no tienen nombre vienen a nombrarse en mí

3. Cuando se vuela
Despunta el sol sin dormir
No hubo noche para mí y algo me impulsa a saltar,
a cursar mi primer vuelo
Yo sé que no soy un ángel, no tengo fe, tengo un cuerpo
con alas que se despliegan entre sed, tiempo y deseo
Gusano ¿es a mí? ¿Vos me hablás a mí?
¿No ves
que soy mariposa?
La más bella mariposa
Gusano ¿es a mí?  No,
no me hablés así ¿No ves que soy mariposa?
La más bella mariposa, la más bella mariposa, la más bella mariposa
Si es que yo fui como vos, lo olvidé aunque no lo creas,
¿quién recordará al gusano cuando se vuela?
Decís que mi vida es corta, que tu vida es duradera
¿Es vida la que se arrastra? ¿O es vida la de quien vuela?
Gusano ¿es a mí? ¿Vos me hablás a mí? ¿No ves que soy mariposa?
La más bella mariposa
Gusano ¿es a mí? No
No me hablés así ¿No ves
que soy mariposa?
La más bella mariposa
La más bella mariposa
La más bella mariposa

4. Relumbra sobre opaco
Cuando algo me abandona de pronto resplandece
Relumbra sobre opaco todo lo que me duele
También lo que hace bien se impone a iluminar y así,
yo vivo encandilado en esta realidad
Lo que falta echa luz sobre lo que está y tengo
Lo real se hizo espejo de lo que ya no está
Qué amparo es el presente cuando no me enceguece,
los brillos de la ausencia no me dejan mirar
¡Ay cuánto brillo! ¡Ay cuánta luz!
Estoy ciego del presente,
yo sólo veo lo ausente
ni un poco más acá
Que tu luz cuando llegue apenumbre estos brillos,
que se acomode el mundo que no supe ordenar
Ya sé, pongo mi fe donde no debería,
es que me fatigó la guerra
Ya no puedo hacer más

5. Cuerporeclamo
Yo sé de qué materia estoy deshecho
Yo sé de qué sustancia tejeré mi propio cuerpo hoy
Mi cuerpo verdadero es el que ahora mismo siento
flotando entre los colores mi cuerpo va en suspensión
Yo tengo un cuerpo
Tengo un cuerporeclamo
Reclamo mi espacio
No va de la superficie de una falda o un cañadón,
como es adentro es afuera; y como desee, soy
Yo sólo sigo a mi cuerpo, donde va mi cuerpo voy
y si hoy me pide esta forma, cuando me piden yo doy
Yo tengo un cuerpo
Tengo un cuerporeclamo
Reclamo mi espacio
Mi cuerpo es como mi mundo, fluctúa
Tu cuerpo es como tu mundo, se cae
Yo tengo un cuerpo
Tengo un cuerporeclamo
Reclamo mi espacio

6. La flor con un hombre en la boca
Mirame,
estoy en paz
aunque huela a la guerra, amor
La flor hace perfume el dolor,
abre su boca al trueno
Duermo desnudo,
armado,
en un brazo los fuegos y en el otro mi amor
La palabra enemigo se disuelve
al mirarnos
¿Oís aullar el dolor
lejos?
Lejos
lejos

7. Con lo perdido
Todo lo que yo perdí se quedó a vivir conmigo,
se mueve adonde yo voy,
convivo con lo perdido
Cómo puede ser posible si hablo de falta y de ausencia
No aprendí bien el perder, lo entendí como presencia
¡Ay si pudiera cerrar su boca con mis oídos!
Yo soy rugido en silencio por lo que perdí
¿Dónde es que se marca el tiempo en mi reloj de pared?
¿En su tic tac? ¿Su silencio? ¿En su frente o su revés?
Cómo puede haber ausencia, si la falta es no tener
Cómo ocupo lo vacío; si ahí estás, te puedo ver
Me ensordece este silencio, ya no me puedo mover
Yo fui ocupado por todo lo que perdí

8. Hasta tu hambre
Sed, tenía yo tanta sed,
tenía,
que hasta tu hambre me tomé
Sed, vivía con tanta sed,
vivía,
que toda agua sabía bien
Di agua podrida por bien y así fue que acostumbré
a mi Bien a hacerse mal y a mi Mal a hacerse bien
Sed, tenía yo tanta sed,
tenía,
que hasta tu hambre me tomé
Cuando me viste desierto me echaste la sal del mar
y cuando me desgarraba sólo me diste a tomar tu sed
Ya no me veré en lo turbio, ni en lo opaco, ni en lo ajeno
Ya no voy a beber más donde no vea mi reflejo
Sed, tenía yo tanta sed,
tenía,
que hasta tu hambre me tomé
Tenía sed, vivía con tanta sed,
vivía,
que toda agua sabía bien
No extraña que enamorar rime con envenenar

9. De más de nadie
Cuando sentí el amor; sentí la muerte
Sentí tener
Sentí perder, sentí perderme
De mí te lo doy todo, todo lo que pueda tenerse:
la pulpa, el jugo, el árbol;
mi cáscara no es mía, es de la muerte
El toque del amor y el de la muerte
se imitan y se confunden
por eso cuando te vi
me enamorí
¿Por qué debería avergonzarme
querer ser puro mío, puro nuestro,
no más de nadie?
A este principio llego después de haberlo andado todo
Mis principios comienzan donde no llegarán ni tus finales
El toque del amor y el de la muerte
se imitan y se confunden
por eso cuando te vi
me enamorí

10. Pleguemos el atril
Rompé tu cruz, besala así, desnuda
Besá la piedra cruda
Tirá tu mano lejos
Pleguemos el atril que ya no va a volver
Todo ese tanto mar que se ha quedado solo
Lo puedo contar todo pero
me hago un nudo al decir
Hoy tengo claridad tan sólo para mí
Oí Oí ¡Oí! ¡Oí la demolición!
Oí cómo se desploman las ruinas de esta historia
Oí cómo esta memoria baila y se hace canción
y canta:
Tu devoción al hielo me hizo un hombre de nieve
Tu negación al tiempo me hizo un hombre de arena
Tu celo por el mar me hizo un hombre de sal
Rompé tu cruz, besala así, desnuda
Besá la piedra cruda
Tirá tu mano lejos
Al fuego con su atril
que ya no va a volver jamás

11. El miedo viene
El río parece quieto
porque lo mirás de afuera
Las pieles, las superficies
velan mareos, mareas
¿Por qué el miedo cala hondo,
lo sentís cuando voltea?
Es que el miedo viene de la delicadeza
El miedo viene de la delicadeza
El miedo es río profundo
y uno nada o lo navega,
y cuanto más hondo el río
más fuerte el barco y su vela
¿Por qué el miedo paraliza
como encallado en la niebla?
Es que el miedo viene de la delicadeza
El miedo viene de la delicadeza.

Share Button