Es un disco documental grabado en noches de julio de 2007 en Estudios ION, Buenos Aires. Grabación, mezcla y mastering por Mario Breuer
En Mañana no debe seguir siendo esto el amor es la constante, el eje de las doce sentidas canciones; como constante es su gusto por los aires folclóricos en muchos pasajes. Todo tiene un por qué: “Una vez descubrí que alguien en un blog escribió anónimamente ‘Ahí está Gabo y su mariconada del amor’; por eso decidí dedicarle un disco completo al tema. ¿Por qué? Porque el amor no fue, es ni será un tema menor. Hay gente que se sostiene por y en él y tantos otros han muerto en nombre suyo. ¡¿Cómo que hablar de amor es marica?! El tratamiento de algunos y algunas –sobre todo del pop latino o ciertos subgéneros de la canción– lo realizan de manera liviana, pero el amor como problema de liviano no tiene nada; y de marica muchísimo menos. En mi caso, quise emparentarme con lo sublime del amor, quiero decir, con lo bello y lo aterrador del problema del amor”.
Gustavo Álvarez Núñez, Revista LaCentral Nº5 Segunda Epoca (Marzo de 2008)

Canciones

  1. Para traerte a casa (3:51)
  2. El cuadro de mi daño (2:06)
  3. Cuando el amor no entra (2:06)
  4. Un par de cositas nuestras (2:25)
  5. Toda el agua del mundo (3:40)
  6. Tu amor es como el hambre (2:44)
  7. Sobre el camino (3:10)
  8. Que llegue la noche (3:43)
  9. Madre despierta (3:11)
  10. Por tus ojos (4:20)
  11. De paso (3:58)
  12. Aquí tus manos (4:56)

Personal

  • Gabriel Gabo Ferro: composiciones, voz, guitarra
  • Claudio Lafalce: guitarras, mandolina
  • Bruno Delluchi: piano
  • Diego Goldztein: contrabajo
  • Diego Moller: violín
  • Rogelio Jara: percusión

Letras y Música: Gabo Ferro


Para traerte a casa

Para traerte a casa te he escrito un cuento
Un cuento que ha germinado entre el deseo y el tiempo
Donde un cazador lastima a una paloma dormida
No tira para matarla, tira solo para herirla

Entre seda y gasas blancas la paloma sufre y sangra
pero el cazador la atiende, la acaricia y la acompaña
Para traerte a casa te he escrito un cuento
Un cuento que ha germinado entre el deseo y el tiempo

La paloma toma el aire y el cazador siente celos
porque el aire es la frontera entre el cazador y el cielo
Un hombre y una paloma no podrían enamorarse
El cazador es de tierra y la paloma es del aire
Para traerte a casa te he escrito un cuento
Un cuento que ha germinado entre el deseo y el tiempo

El cuadro de mi daño

“A vos te han hecho daño”
me dijiste al oído
mientras me sonreías
como firmando un cuadro
El cuadro de mi daño

Mientras amas a otros
me mirás desde lejos
admirando tu obra,
la de mayor tamaño
El cuadro de mi daño

Me decís con orgullo que soy
tu lienzo más importante
Que apenas un trazo y un solo color
hicieron tu obra más grande
Que sienta alegría, no sienta dolor
que cualquiera no es tela de nadie
Que hay hombres para ser hombres nomás
y hay hombres para hacer arte

Cuando el amor no entra

Cuando el amor no entra, no empujes que no va a entrar
Porque cuando el amor no entra, es simple, no puede entrar

No va a entrar con la risa, con el llanto ni con la pena
El amor mas bien germina si la tierra esta serena
Cuando el amor no entra, no empujes que no va a entrar
Porque cuando el amor no entra, es simple, no puede entrar
No va a entrar con una canción, ni con el humo ni con el vino
El amor te toma sobrio y te devuelve aturdido
Porque cuando el amor no entra, no empujes que no va a entrar
Porque cuando el amor no entra, es simple, no puede entrar
No sirve salmo ni rezo ni santo ni procesión
El amor más bien se espanta si hay dogma o hay religión
Porque cuando el amor no entra, no empujes que no va a entrar
Porque cuando el amor no entra es simple, es simple,
es simple no puede entrar

Un par de cositas nuestras

Una niña apuñalada es la tristeza
que llora sobre un caballo enamorado que vuela
Que vuela sobre si mismo y en su reflejo se regodea
Una herida de amor es una tristeza fresca que vuela

Hojas nuevas, hojas viejas, hojas vivas, hojas muertas
En las hojas se definen un par de cositas nuestras

Un niño sin brazos que corre despacio es la espera
que se ahoga lentamente en algún mar de la tierra
Un mar cuyas aguas negras han vuelto la tierra
El abandono es un mar oscuro que en agua negra te entierra

Hojas nuevas, hojas viejas, hojas vivas, hojas muertas
En las hojas se definen, mirá, un par de cositas nuestras

Toda el agua del mundo

Toda el agua del mundo se ha incendiado
y han quedado los pozos donde hubo lagos
Donde estaban los mares hay desiertos blancos
Donde estaban los ríos hay puro viento manso

Para verdear la tierra nos separaremos
Vos te iras a los vientos mi amor
yo me iré al desierto
Y con esa tristeza lloraremos

Yo que lloro salado llorare los mares
Vos que lloras tan dulce mi amor
los ríos y los lagos
Y cuando la tristeza haya traído los mares
Hayan vuelto los ríos y hayan vuelto los lagos
Ahí pasare a buscarte mi amor algo seco algo mojado
para que estemos juntos y sonriamos.

Tu amor es como el hambre

Tu amor es como el hambre que se come la noche
Cuando la noche es buena tu amor es como el hambre
Que se come las estrellas y la luna toda entera,
las camas y los sueños, las persianas y el silencio
los gatos que se aman fuera, los perros que esperan dentro
la sonrisa del que sueña y la angustia del despierto
Tu amor todo se lo traga; todo se lo traga entero.

Tu amor es como el hambre que se come la noche
Cuando la noche es buena tu amor es como el hambre
Que se come la memoria, las fotos y los poemas
los cuadernos y los libros de otros que queres que duerman,
o que no hayan existido en mi vigilia en la tierra
Tu amor come los cuchillos, las cucharas, los sombreros
Tu amor todo se lo traga, todo se lo traga entero.
Tu amor es como el hambre que se come la noche
Cuando la noche es buena tu amor es como el hambre

Sobre el camino

Un animal extraño se ha detenido
al borde de un pozo seco sobre el camino
Es un animal bello, no lo defino,
tiene los ojos grandes como los míos.

Y justo se detiene sobe el camino
cuando se están abriendo tu recorrido del mío
Casi al abandonarte, al decidirlo,
el animal se muere sobre el camino

¿Qué voy a hacer ahora con su cuerpo y el mío?
¿Qué voy a hacer ahora sobre el camino?
¿Lo dejo abandonado? ¿Lo entierro o lo cuido?
Somos tres en la vida, lo muerto, yo y el camino

Va parpadeando la noche sobre el camino
El horizonte se pierde, se prenden fuego los brillos
Curiosos son los lados de este camino
Por uno va lo que viene, por el otro lo vivido

Miro al animal quieto sobre el camino
Si parece estar vivo casi, como dormido
Que extraña es la frontera entre lo ido y lo vivo
Como algunos que muy muertos parecen estar muy vivos

¿Qué voy a hacer ahora con su cuerpo y el mío?
¿Qué voy a hacer ahora sobre el camino?
¿Lo dejo abandonado? ¿Lo entierro o lo cuido?
Somos tres en la vida, lo muerto, yo y el camino

Que llegue la noche

Que llegue la noche
que ninguna luz pueda iluminar
Que llegue la noche
Ya no quiero ver más

Que llegue la noche
Extingamos estrellas tirando al cielo el mar
Que llegue la noche
Solo quiero escuchar, oler, tocar y gustar

Que no se haga una luz
ni se haga el sueño
Quiero reconocerme en el silencio
que hay entre cada pulso;
entre aliento y aliento

Que llegue la noche
No enciendas el fuego que vas a espantar
las cosas de la noche que nos hermanan más

Traéme la noche…
ni la penumbra ni la oscuridad;
Traéme la noche
Apagame el sol… no quiero ver más.

Madre despierta

Madre despierta
Se sacuden las puertas y afuera no hay tormenta
El sol ha hecho de piedra el paisaje
y ha guardado al hombre a sus cosas; la desidia y la niebla
Madre despierta

Padre despierta
La ventana esta abierta, no es viento lo que entra
Es aliento vacío exhalado por boca de la indiferencia
Padre despierta

Madre despierta
Lo que duerme en la cuna trepara hasta el bien
si bien se lo despierta
Padre despierta
que el árbol será bueno
si el brote se brota de una mano atenta

Madre despierta
Padre despierta

Por tus ojos

Yo;
que entre a la realidad
entrando
por tus ojos
No.
No tengo nada más
Nada más verdadero
que tu partida

Dormiré
para quemar en sueños
el mapa del camino
que sale de la cama
Por que se
que la luna
que le revienta el pecho
Me alimentará siempre

Luna madre
luna dame luz
dame luna

Cada noche
la luna llenara
con rocío la copa de mi mesa de noche
Volverá
el agua de esta copa
en leche tibia y dulce
Para mí

Luna madre
luna dame luz
dame luna

De paso

Visitamos lo nuestro como el viajero,
que solo usa las cosas con desapego
Que no las compromete con su olor o su historia
pues no le pertenecen, pues no le importan

No nos decimos más que lo que es necesario
No mezclamos la ropa ni nos rebautizamos
Hasta dudas mi nombre cuando nos despertamos
y hago esfuerzo en nombrarte a veces cuando nos saludamos

Voy de paso en tu vida. Yo voy de paso
Vas de paso en mi vida. Vos vas de paso

Solo hay hoy y tal vez haya un leve pasado
Un volátil futuro que ni un nombre le han dado
Nunca habrá fotos nuestras, ni libros dedicados
Poco recuerdo abierto, mucho olvido cerrado

Voy de paso en tu vida. Yo voy de paso
Vas de paso en mi vida. Vos vas de paso
con un paso ligero, minúsculo, liviano
como huella de un cuervo en el aire revuelto
Un pozo fino y hondo calado en algún viento
de algún país sin nombre sin historia ni pueblo
porque estamos de paso en esto nuestro

Voy de paso en tu vida. Yo voy de paso
Vas de paso en mi vida. Vos vas de paso

Aquí tus manos

Donde pongas tus ojos ahí quedara mi casa
Quien precisa los muros con tu mirada
Donde apoyes tus pies, ahí comeremos
y allí donde sonrías bien nos dormiremos.

Nuestra casa es segura no hay que cerrarla
y aunque lo tiene todo hay que ordenarla
Allá ira mi cabeza, allí mis brazos,
aquí pondré mis piernas y aquí tus manos

Donde caiga la lluvia nos bañaremos
y donde pegue el sol, recordaremos
Donde jueguen las flores crecerán nuestros hijos
y daremos las fiestas más grandes donde floreen los tilos

Nuestra casa es segura no hay que cerrarla
y aunque lo tiene todo hay que ordenarla
Allá ira mi cabeza, allí mis brazos,
aquí arriba mis piernas y aquí tus manos
Aquí tus manos amor
Aquí tus manos

 

Share Button