Editado en 2009

Letras y Música: Gabo Ferro

Canciones:
  1. Seré tu ajuar
  2. Pájaro tuerto
  3. Soy todo lo que recuerdo
  4. No te mires en el agua
  5. En algún puerto del Mar Muerto
  6. Sólo tenemos ciencia
  7. Hay una guerra
  8. Con su perfume y su olor
  9. De tanta y tanto
  10. Carne fría
  11. Me voy al suelo
  12. Por qué no lloras un poco

Seré tu ajuar

Zurcí, cosé de mí todo destrozo que veas,
bordá todo lo que creas que se pueda iluminar,
lavame en el río, poneme a secar,
doblame lentamente; seré tu ajuar
Si decidís no volver, o te decidís quedar
en el norte o en el sur, en el más allá o acá,
ya viene siendo lo mismo, ya me viene dando igual
pues en el sitio en que estés seré tu ajuar.
Zurcí, cosé de mí todo destrozo que veas,
bordá todo lo que quieras… seré tu ajuar

Pájaro tuerto

Pájaro tuerto con una sola pata,
cuando volar se quiere sobran las alas.
Pájaro tuerto con el pico quebrado,
el que canta verdades suena afinado.
Hay pájaros que cantan gordos desde una jaula
pero su canto es flaco no dice nada.
Cantan la misma canción sea verano o invierno
pues saben que es la canción que quiere escuchar su dueño.
Pájaro tuerto con una sola pata,
cuando volar se quiere sobran las alas.
Pájaro tuerto con el pico quebrado,
el que canta verdades suena afinado.
Hay pájaros que sus dueños los quieren hacer volar
y entregan todas sus plumas por ir a algún festival.
Pero el horizonte es bueno, les va  a volver a enseñar
que si el pájaro no canta el hombre no va a escuchar.
Pájaro tuerto con una sola pata,
cuando volar se quiere sobran las alas.
Pájaro tuerto con el pico quebrado,
el que canta verdades suena afinado.

Soy todo lo que recuerdo

Soy todo lo que recuerdo y vos todo lo que has olvidado;
yo me muevo entre las cosas, vos entre fantasmas cansados.
Cuando la cárcel se desarmó la penitencia fue amarte;
no se fuga uno para atrás, se fuga para adelante.
El diablo tiene una cola que no la puede ocultar;
por más disfraz que te pongas siempre se te va a notar.
Soy todo lo que recuerdo y vos todo lo que has olvidado;
yo me muevo entre las cosas, vos entre fantasmas cansados.
La verdad es perro fiel que vive en todas las casas,
que muerde a quien no lo atiende y defiende al que lo guarda.
El manjar que los corderos sueñan un día comer
es lobo crudo con pelo vivo a punto de comer.
Soy todo lo que recuerdo y vos todo lo que has olvidado;
yo me muevo entre las cosas, vos entre fantasmas cansados.

No te mires en el agua

No te mires en el agua que te irás con la corriente,
mirate fijo en mis ojos así te quedarás siempre.
Hay tres caminos a casa: por cielo, tierra y por mar,
no me interesa el camino, no me interesa llegar,
yo solo quiero quedarme donde vos quieras estar
para que funden mis ojos el lugar que vos buscas.
No te mires en el agua que te irás con la corriente,
mirate fijo en mis ojos así te quedarás siempre.
Cuando vos mirás a otro sin quererlo yo me voy
a vivir en una estrella, la única que no es un sol.
Es un pozo de silencio, un lugar donde estoy y no estoy,
donde muero si me quedo, donde muero si me voy.
No te mires en el agua que te irás con la corriente,
mirate fijo en mis ojos así te quedarás siempre.

A algún puerto del Mar Muerto

Un buen día me planté, le di un boleto al recuerdo,
boleto solo de ida a algún puerto del Mar Muerto.
Por suerte guardé unos besos adentro de un libro viejo,
todo eso quedó en la casa; a vos te tira lo nuevo.
¡Ay si el dolor fuera una flor!
Esto es pura primavera nunca cambia la estación.
El fuego sueña con ríos, los ríos con el desierto,
cuando me tenías ibas y ahora volvés todo el tiempo.
¡Qué bueno que vuelvas vos y no vuelva tu recuerdo!
Con vos no me pasa nada ya, quedó todo en el Mar Muerto.
¡Ay si el dolor fuera una flor!
Esto es pura primavera nunca cambia la estación.
Un dolor mayor alivia otro dolor que es menor,
por eso ya no me dueles pues ya tengo un nuevo amor.

Solo tenemos ciencia

El mundo es puro anzuelo pero mi boca es mía,
tras tantos aguaceros la pesca viene siendo sencilla;
nosotros lo sabemos… volamos siempre las aguas frías.
Desde la costa los pescadores no paran de tirar líneas;
los más valientes entran al agua con redes negras muy finas…
ya ves lo que hace al pez no es el agua, es su sed en lo que elija.
La Verdad tantas veces ya viene siendo bastante poco.
¿Tan pobres somos que solo hay ciencia frente a tanto dolor?
La marca de los arpones resalta el brillo de tus pupilas,
cuando mirás de frente se hace del cielo otro mar arriba,
mar abajo y arriba no hay pescadores si no hay orilla.
La Verdad tantas veces ya viene siendo bastante poco.
¿Tan pobres somos que solo hay ciencia frente a tanto dolor?

Hay una guerra
Hay una guerra allá afuera y te estoy invitando.
Las noticias son buenas si vas a dar batalla
pues lo quieras o no afuera hay una guerra,
no sirve que te escondas ni que vivas rezando;
cuando la muerte se alza siempre acaba encontrando.
Hay una guerra allá afuera y te estoy invitando.
Vas a perder tu historia, las ganas de contarte
y hasta como elegir como quieran amarte,
vas a perder tus cosas, tu vida verdadera,
vas a poder nombrarte solo como ellos quieran.
Hay una guerra allá afuera y te estoy invitando.
Tu lengua es una tropa con soldados caídos
y soldados que sirven también al enemigo,
de todo lo que dicen poca cosa se muestra;
es esclavo el contado y es amo el que lo cuenta.
Hay una guerra allá afuera y te estoy invitando.

Con su perfume y su olor

Nunca la quise a la muerte porque vos te irás con ella
y yo me quedaré solo esperando a que ella vuelva;
pero no volverá nunca pues sabe que si te deja
vos cruzarás paraísos para perfumar mi pena.
Todas las flores vienen con su perfume y su olor;
el olor es de la muerte, el perfume es del amor.
Los olorosos dolores, dolorosos porque penan,
los perfumosos amores, amorosos porque arriesgan.
Cuando el camino camina con dos nervios que se trenzan
se sacuden las distancias y la muerte cae muerta.
Todas las flores vienen con su perfume y su olor;
el olor es de la muerte, el perfume es del amor.

De tanta y tanto

No vengas por tus cosas que ya están enterradas,
hice pozo por pozo y la tierra tragaba.
El pozo más profundo fue para nuestra cama,
en esa parte del campo nunca pudo crecer nada.
La tierra se seca de tanta voz que va quedando en palabra,
la tierra se seca de tanta y tanto.
La tierra se seca de tanto amor que va quedando enterrado,
la tierra se seca de tanto y tanto.
Pensar que me decías cada vez que podías:
cuando corran las casas la nuestra hará semilla
De todas esas cosas ni un brote se levanta;
de lo dicho en palabras no hay que creerse nada.
La tierra se seca de tanta voz que va quedando en palabra,
la tierra se seca de tanta y tanto.
La tierra se seca de tanto amor que va quedando enterrado,
la tierra se seca de tanto y tanto.

Carne fría

Carne fría
que pongo al sol y al mismo sol enfría,
el sol huye de mí y así va el día
escapando hasta la noche tibia frente a esta carne fría.
Carne fría
saco el calor de todo lo que viva,
todo el invierno ha sido culpa mía, la sangre helada,
el músculo con vida pero en mi carne fría.
No pongas tu fe en las flores que duran tan pocas vidas,
toda tu belleza tanto me conmovería si no fuera carne fría.
No me digas que vos podrías ponerme en carne viva,
cuando intentaron solo helé sus vidas,
huye de mí salva tu carne tibia de esta carne,
carne fría que pongo al sol,
carne fría, saco el calor de todo,
carne fría, cuando intentaron solo carne fría.
¡Huye de mí! ¡Huye de mí!

Me voy al suelo

Me voy al suelo cada vez que te veo
cerca de la ventana mirando el camino.
No es lo que ves, es lo que veo,
el camino vacío parece lleno.
¿A que me abrazo tan fuerte cuando te abrazo?
No digas nada; no me hace falta,
cada cosa en la casa sabe bien lo que pasa.
Me voy al cielo cada vez que te veo
hilvanando el camino para llegar.
¿A que me abrazo tan fuerte cuando te abrazo?

¿Por qué no lloras un poco?

¿Por qué se guardan las cosas? Tanto trueno… tanto rayo…
las cosas que no se dicen se hacen flores de un pantano.
La muerte no existe acá, todo está vivo, presente,
la memoria es asesina; da muerte a la misma muerte.
Desembala la memoria que no hay cosa que no sirva,
te va a servir lo amarrado y lo que anda a la deriva.
¿Por qué no llorás un poco vos que vas bailando tanto?
Llora bien, abrí los ojos y después seguí bailando.
Podrán lloverte cien siglos pero ni un segundo más;
la desgracia es cuidadosa, llega y se marcha puntual.
No te pido que te amargues, me estás entendiendo mal,
el apetito no es hambre y moverse no es bailar.
Desembala la memoria que no hay cosa que no sirva,
te va a servir lo amarrado y lo que anda a la deriva.
¿Por qué no llorás un poco vos que vas bailando tanto?
Llora bien, abrí los ojos y después seguí bailando.

Share Button